Émora | BULLYING Y CIBERBULLYING: Qué es y qué hacer | Émora Psicólogos en Collado Villalba

Bullying y cyberbullying: Qué es y cómo actuar

bullying-que-hacer

emora-psicologos-contacto-twitter    emora-psicologos-contacto-instagram    emora-psicologos-contacto-linkedin

emora-psicologos-contacto-spotify   emora-psicologos-contacto    emora-psicologos-contacto-youtube

whatsapp-psicologo-rosario

Bullying y ciberbullying: datos para la reflexión

Hoy, desde Émora Psicólogos en Collado Villalba, queremos hablar sobre un tema muy importante: el bullying o acoso escolar.

El bullying y el ciberbullying son los tipos de violencia que más atención han recibido en las últimas décadas por su repercusión física y/o psicológica en la infancia, adolescencia e incluso en jóvenes adultos (etapa universitaria).

La Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo), en un estudio amplio sobre el bullying y ciberbullying (2017), refleja algunos datos que conviene tener en consideración:

– La edad media de las víctimas de acoso escolar se sitúa en los 10,9 años, y, en el caso del ciberbullying, sobre los 13,5 años.

– Uno de cada cuatro casos de acoso escolar se produce en forma de ciberbullying.

– Alrededor del 90% de los menores que sufren acoso escolar presentan problemas psicológicos.

– Más de la tercera parte de las víctimas no se lo cuenta a sus padres, y, los que finalmente lo cuentan, tardan alrededor de 13-15 meses en hacerlo.

Estos datos nos recuerdan la necesidad de trabajar en este ámbito. Es importante hablar sobre el tema, mantener una comunicación estrecha con nuestros hijos, trabajar en la prevención, hacernos conscientes de su repercusión y conocer de qué manera proceder en estos casos.

Desde Émora Psicólogos en Collado Villalba estamos comprometidos en ayudarte en estas situaciones que generan tanto malestar. Por ello, a través de este artículo, nos gustaría difundir y visibilizar este problema, así como aportar distintas pautas de actuación que pueden ser de utilidad ante estos casos.

Asimismo, ante esta situación, te sugerimos contactar con un profesional de la Psicología que podrá atender y evaluar tu caso de forma exhaustiva y totalmente individualizada.

A continuación, te explicaremos qué es y qué no es el bullying, te aportaremos algunos indicadores que pueden mostrar que nuestro hijo/a está siendo víctima de acoso escolar, te explicaremos cómo podemos actuar tanto si somos padres de jóvenes víctimas de acoso escolar, compañer@s o víctimas, y, por último, dejaremos a tu disposición diferentes recursos que pueden ayudarte.

bullying-acoso-escolar-que-hacer

¿Qué es el bullying o acoso escolar?

Olweus, uno de los precursores del estudio del bullying del siglo XX, en 2006 emite una definición de acoso escolar que sintetiza el concepto de forma muy acertada:

“El acoso escolar es aquella conducta de persecución física y/o psicológica realizada por un alumno (o un grupo de alumnos) hacia otro, a quien elige como víctima de ataques reiterados, de manera que la víctima se siente incapaz de salir de esa situación por sus propios medios”.

Por su parte, Volk, Dane y Marini (2014) proponen que el bullying se trata de un comportamiento violento intencional y repetido, donde se aprecia una relación desigual de poder y en el que se encuentran implicados agresores, víctimas y observadores.

Como consecuencia de esta relación jerárquica de dominación-sumisión, el agresor intimida a la víctima de forma repetida y prolongada a través de agresiones físicas, verbales o psicológicas y la víctima se encuentra indefensa sin saber salir por sí misma de esta situación de acoso.

Los denominados observadores, espectadores o testigos del bullying, hacen posible en gran medida que la situación de acoso escolar se perpetúe en el tiempo. El consecuente silencio, debido al miedo por posibles represalias, a que les califiquen de cobardes o chivatos/as, así como por la propia presión de grupo, hace que el problema se mantenga y que la víctima se encuentre indefensa y sin recibir ayuda ante esta situación de acoso escolar.

Por tanto, tal y como se ha ido reflejando en los anteriores párrafos, para poder identificar el bullying o acoso escolar, es necesario que se muestre: intencionalidad (el agresor tiene la intención de hacer daño), repetición (comportamientos agresivos directos o indirectos que se producen de forma reiterada) y desequilibrio (diferencia de jerarquía entre el acosador y acosado).

psicologo-online-madrid-terapia-psicologia-on-line-desde-casa

¿Qué es el cyberbullying o ciberbullying?

El ciberbullying es el bullying en formato digital o tecnológico. Consiste en utilizar los medios electrónicos (teléfono móvil, ordenador, tablet…), y las redes sociales (Whatsapp, Twitter, Facebook, Instagram, Youtube, Snapchat…) para ejercer acoso.

Constituye un problema notable porque al acoso en el contexto académico se le suma uno aún peor que abarca las 24 horas. En este caso, el ciberbullying es invasivo, porque no cesa tras terminar la jornada escolar, sino que en su propio hogar recibe todo tipo de vejaciones, amenazas, intimidaciones, burlas o incluso publicaciones de fotos/vídeos que tienen como propósito la total humillación.

Como podrás imaginar, ambos tipos de acoso repercuten de forma considerable y negativa a la persona.

Algunas investigaciones (Garaigordobil, 2011), han encontrado una fuerte relación entre ser agresor en el colegio o instituto y serlo a través de las tecnologías, al igual que han encontrado relación entre ser víctima en uno y otro contexto.

Indicadores de bullying o ciberbullying

Hemos visto que en muchos casos las víctimas no cuentan a sus padres que están sufriendo bullying, o, cuando lo hacen, han sufrido mucho tiempo en silencio.

¿Cómo podemos explorar si nuestro hijo/a es víctima de bullying?

Te aportamos varios indicadores extraídos de Cava y Martínez (2013):

– Presenta conductas de miedo, huida y evitación (evita hablar del colegio/instituto/universidad, falta a clase, espera que no haya nadie para llegar o salir de clase, escoge rutas alternativas para ir, oculta el problema, insiste y manifiesta que no le pasa nada…)

– Se muestra inseguro/a, nervioso, cansado, ansioso, puede presentar insomnio, pesadillas…

– Alterna cambios de humor (se le puede observar triste o irritable) y se le puede observar apático, con pérdida de interés, indiferente, pesimista, poco comunicativo, se aísla socialmente. Puede presentar pensamientos sobre el suicidio.

– Presenta lesiones físicas frecuentes (arañazos, golpes, ropa estropeada, lesiones externas o marcas reiteradas) y/o pérdida o deterioro de sus pertenencias (bolígrafos, estuche, calculadora…)

– Modifica sus hábitos (irregularidad en su alimentación, no realiza actividades que antes le gustaban…)

– No tiene amigos o cambia de grupos frecuentemente, no le invitan ni organiza fiestas.

– Manifiesta dolencias frecuentes: malestar generalizado, dolores de cabeza, de estómago, vómitos, mareos, diarreas…

– Su rendimiento académico es menor, tiene dificultades de atención y concentración.

– Se oculta especialmente cuando se comunica por internet o por su móvil, parece alterarse después de estar en contacto con los medios electrónicos.

– Como consecuencia de su situación, puede comenzar a amenazar o agredir a otros (víctima-agresiva) o a pedir dinero extra o incluso robarlo en casa para pagar a los agresores.

emora-psicologos-madrid-barcelona-sevilla-online-ansiedad-estres-depresion

QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER si creo que mi hijo/a está sufriendo bullying o ciberbullying:

1. Mantén una comunicación diaria con tu hijo/a.

Crea un ambiente de confianza. Mantén el interés en conocer cómo le ha ido el día, en saber quiénes son sus amigos/as, en hablar con él/ella de diversos temas.

Es importante que la conversación no se quede en frases del tipo: “qué tal el día-bien-vale”. Habla con él/ella, escucha con atención, pregunta sobre detalles, muestra interés.

Muchas veces el niño o adolescente tiene miedo de contar lo que le ocurre por si la situación empeora. Transmítele que puede contarlo y que la situación se puede resolver, enséñale que puede mostrar cómo se siente sin temor y explícale que puede expresarse de manera asertiva (de manera que sería un punto intermedio entre pasividad y agresividad).

2. Habla sobre el tema.

Puedes preguntarle directamente con frases como: “Me preocupa que pueda estar pasándote algo, últimamente te veo nervioso/a, ¿te ha surgido algún problema en clase?”

También puedes contarle alguna situación propia en la que, para enfrentarte al problema, tuviste que pedir ayuda a otra persona para resolverlo y encontrar la solución. Este último punto puede ayudarle a ver que todos resolvemos problemas a diario y que, en numerosas ocasiones, lo hacemos con ayuda de otros, y esto no significa que seamos débiles y que nos sintamos avergonzados por ello.

3. Transmítele que no es culpable de la situación.

Comunícale que se trata de una situación injusta, que la violencia no está justificada y que tiene derecho a que le respeten. Asimismo, exprésale que se trata de una situación transitoria que se puede resolver.

4. Piensa con él/ella qué se puede hacer.

En la mayoría de ocasiones, las personas que sufren bullying no encuentran salida, no pueden reflexionar sobre el problema porque se encuentran totalmente paralizados debido a la situación tan dura que están viviendo.

Por ello, es importante que puedas ayudarle a pensar qué podría hacer para resolver la situación: con qué personas se relaciona y con quiénes podría construir un vínculo (red de apoyo), de qué manera podría evitar el problema (sin quedarse solo/a en determinados lugares), con quiénes podríais hablar para solucionar el problema (tutor/a, psicólogo/a del centro, director/a…)

En este punto, es importante evitar la sobrerreacción. Es decir, si por ejemplo los padres se presentan en el centro con una actitud desafiante, cuestionadora y discuten con los profesores, es muy probable que el alumno salga perjudicado. De hecho, esto puede hacer que, a partir de ese momento, la persona que está sufriendo bullying no hable más del tema y se encierre más en sí misma para evitar más problemas.

Por ello, es importante contar con las opiniones y decisiones de la persona que está sufriendo bullying o ciberbullying. Es importante escuchar con atención, tener en cuenta sus miedos e inquietudes, expresarle que es normal que se sienta así, comunicarle los pasos que se pueden dar en esta situación, transmitirle seguridad y contar con él/ella como protagonista que va a resolver la situación.

5. Pide ayuda a un profesional de la Psicología.

Los anteriores puntos pueden ser muy útiles a modo orientativo, sin embargo, resulta clave que un profesional pueda evaluar el problema de forma totalmente individualizada, guiar el proceso y ayudar psicológicamente a la persona afectada de bullying o ciberbullying.

psicologo-online-madrid-terapia-psicologia-on-line-desde-casa

QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER si a mi compañero/a le hacen bullying o ciberbullying:

Cuéntalo, pide ayuda. Ponte en su situación: si te pasara a ti, ¿te gustaría que te ayudasen? Hoy por ti y mañana por mí. Estarás de acuerdo conmigo en que el bullying y ciberbullying son un problema muy común.

Contar lo que ocurre no te convierte en un chivato/a, sino en una persona que defiende los derechos de las personas, y eso es algo totalmente admirable. Si no contamos lo que sabemos que pasa en clase nos convertimos en cómplices y el dolor no termina.

No nos riamos de lo que ocurre, el sufrimiento no es algo gracioso, terminemos con este dolor, cuéntalo.

Es normal que tengas miedo a las represalias, asegúrate de contárselo al profesor/a, director/a, etc. de forma privada y pide ante todo que salvaguarde tu intimidad.

La persona que está sufriendo bullying te agradecerá de por vida que ese sufrimiento termine, y también los compañeros/as de clase al no tener que vivir esas situaciones tan desagradables.

QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER si sufro bullying o ciberbullying:

Protégete y busca ayuda, no aceptes esta situación que tanto malestar te está generando. Buscar ayuda implica resolver el problema. Pide ayuda y cuenta lo que te pasa, a tus padres, a tus hermanos mayores, a algún profesor/a, al psicólogo/a del centro, al tutor/a, a la dirección del colegio o incluso fuera de este ámbito académico.

Ten en cuenta que no eres el primero/a a quien le ocurre esto. Busca ayuda y encontrarás a personas que te comprenderán y ayudarán en esto.

No te sientas culpable, esto que te ocurre no es por tu culpa, la violencia no está justificada. Tienes derecho a vivir en paz, a que te respeten.

No pienses que con el tiempo ya pasará, este tipo de conflictos no se disuelve de la noche a la mañana, es importante que pidas ayuda y que puedan acompañarte en esto, no lo vivas en soledad.

No respondas con agresividad, esto hará que continúe la manera en la que te tratan.

Busca una red de apoyo, personas de tu entorno en las que poder confiar y que puedan ayudarte.

Piensa en ti, vales más de lo que te imaginas. Lo peor es no hacer nada, actúa, cuenta lo que te ocurre, no dejes que pase más tiempo, pide ayuda.

Recursos de ayuda para bullying y ciberbullying

– Teléfonos de ANAR para niños/adolescentes 900 20 20 10 y para adultos 600 50 51 52

Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar (AEPAE): 900 018 018

– Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (Incibe): 017

– Proyecto Tabby (Threat Assessment of Bullying Behaviour in Youth): Cyberbullying: Manual para profesores

Internet Segura For Kids (IS4K): Guía SOS Educadores.

– Centro de Seguridad en Internet Protégeles: Guía Ciberbullying y privacidad: para profesores.

bullying-que-hacer-ayuda-telefono
whatsapp-psicologo-rosario

– Escrito por Alicia JiménezPsicóloga del Equipo de Émora.

– Gracias por tu colaboración Noelia Vargas (Psicóloga colaboradora en Émora Collado Villalba).

mejor-blog-psicologia-personalizado-pareja-infantil-adulto-familia-jovenes

Septiembre 2021

Émora Psicólogos para Jóvenes, Adultos y Familias en Collado Villalba

Calle Fuente del Álamo, 16, 28400 – Collado Villalba, Madrid.

Teléfono: 672 79 94 03

En nuestro Blog de Psicología y en nuestras redes sociales, cada día compartimos contenido psicológico que puede interesarte.

Te animamos a seguir nuestras cuentas y a nuestro hashtag #RegálatePsicología:

emora-psicologos-contacto-twitter    emora-psicologos-contacto-instagram    emora-psicologos-contacto-linkedin

emora-psicologos-contacto-spotify   emora-psicologos-contacto    emora-psicologos-contacto-youtube

Si has leído este artículo, también te puede interesar:

pautas-sobre-psicologia-como-hacer-recomendaciones
cuentos-cortos-para-adultos-historias-infantiles
microrrelatos-ejemplos-cortos-psicologia-relatos
mejores-podcast-psicologia-cientifica-aprender-psicología-conductual
juegos-psicologicos-entretenimiento-psicología-memoria-asertividad
libros-de-psicologia-recomendados-opiniones-reseñas-criticas-lectores

contacto-emora-psicologos-online-presencial-email-telefono
whatsapp-psicologo-rosario