Émora | DUELO POR SUICIDIO: Ayuda Psicológica Supervivientes | Émora Psicólogos en Collado Villalba

Duelo por suicidio: ayuda psicológica a supervivientes

ayuda-suicidio-familiares-amigos

emora-psicologos-contacto-twitter    emora-psicologos-contacto-instagram    emora-psicologos-contacto-linkedin

emora-psicologos-contacto-spotify   emora-psicologos-contacto    emora-psicologos-contacto-youtube

whatsapp-psicologo-rosario

A continuación, desde Émora Psicólogos en Collado Villalba, te presentamos el siguiente artículo propuesto y escrito por la Psicóloga Eva Jiménez, alumna en prácticas en Émora del Máster en Psicología General Sanitaria. En nombre del Equipo, nos gustaría darte las gracias por la elaboración de este artículo, estamos seguros de que puede ayudar a muchas personas.

Definición introductoria de términos: suicidio y duelo

A raíz del último post publicado en Émora sobre “Primeros auxilios psicológicos y riesgo de suicidio”, aprovechamos la oportunidad para tratar, en esta ocasión, lo que llamamos duelo por suicidio.

En primer lugar, y debido a que muchas personas que nos leen pueden no estar familiarizados con estos términos, aclararemos qué significa cada uno de ellos.

Cuando hablamos de suicidio, estamos hablando de la conducta que realiza una persona de acabar con su propia vida en un momento determinado. Como ya vimos en el post realizado, esta conducta puede haber sido precedida de uno o varios intentos, aunque no siempre es necesario que esto sea así. Es importante recalcar que el fin último y el objetivo es acabar con la propia vida, a diferencia de las autolesiones, cuyo objetivo principal recae en provocarse un daño físico (normalmente, para “tapar” o “compensar” el dolor psicológico que se está sufriendo).

Por otro lado, el duelo hace referencia al proceso por el que pasa una persona a raíz de conocer la pérdida de un ser querido. El duelo ha sido estudiado durante muchos años, atendiendo a sus peculiaridades según la cultura, el tipo de muerte (natural o por accidente), o el tipo de relación establecida con el ser querido fallecido. Han sido varios los autores que han apostado por hablar del duelo como un proceso dividido en fases, de las que muchos hemos oído hablar en algún momento: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Si bien podemos estar más o menos de acuerdo con esta clasificación, lo que realmente necesitamos es conocer de qué manera podemos ayudar a una persona que está pasando por este tipo de vivencia.

Trabajo psicológico y duelo por suicidio en supervivientes

A pesar de que, como hemos mencionado, existen distintas formas de abordar el proceso de duelo según el tipo de muerte, en esta ocasión, desde Émora Psicólogos en Collado Villalba, queremos centrarnos en concreto en el duelo por suicidio.

Una de las principales razones por las que nos centramos en este colectivo es porque, como comentamos en el anterior post, hoy en día las muertes por suicidio alcanzan unas cifras alarmantes en nuestra sociedad, siendo la primera causa de muerte en población joven (por encima de los accidentes de tráfico).

Otro motivo por el que queremos dedicar un post para hablar de este tema es porque, si bien uno puede encontrar una gran cantidad de información acerca de prevención de la conducta suicida, intervención con personas con riesgo suicida, signos de alarma, etc., no es tanta la información sobre cómo ayudar a las personas allegadas una vez el suicidio se ha consumado. En este sentido, es importante recalcar que el suicidio es un fenómeno global, en el sentido de que no afecta únicamente a la persona fallecida, sino a sus familiares, amigos, compañeros, profesionales de la salud, entorno próximo… Todos ellos son los que llamamos supervivientes.

Cuando una persona experimenta, desgraciadamente, el fallecimiento de un ser querido por suicidio, se encuentra, no sólo con mucha tristeza, ira o confusión por el acontecimiento, sino también con muchos miedos y dudas sobre cómo afrontarlo. Nadie nos prepara para sobrellevar una vivencia así, que además en bastantes ocasiones puede ser inesperada.

Si alguno de nuestros lectores ha vivido o está viviendo un duelo por suicidio, sabrá que el proceso no coincide exactamente con lo que nos cuentan los libros de autoayuda, como las mencionadas fases del proceso de duelo. La realidad es que cuando uno vive esta desgracia, desde el primer minuto suceden una serie de emociones, pensamientos y conductas de forma entremezclada, algunos esperables y otros que tachamos de “incorrectos”, sin poder llegar a establecer de ningún modo unas fases delimitadas.

duelo-por-suicidio-familia-amigos

Análisis de Conducta: supervivientes por suicidio

Uno de los sentimientos más comunes que podemos tener como supervivientes de un suicidio es la culpa, a través de pensamientos del tipo “¿Cómo no me di cuenta antes?” “Si hubiera estado más atento/a…” “Debería haberlo sabido…” Al ser una muerte no natural y provocada, solemos pensar que teníamos la oportunidad y la capacidad de haberlo evitado. La muerte siempre es un fenómeno que despierta mucha curiosidad y miedos en el ser humano, por el desconocimiento de lo que ocurrirá realmente cuando fallezcamos. Por ello, cuando nos enteramos de la muerte de un ser querido, rápidamente queremos encontrar una respuesta y un “culpable”: por ejemplo, en una muerte por accidente de tráfico, queremos saber quién ha sido el causante del accidente, o en una muerte por enfermedad, queremos saberlo todo sobre cómo ha afectado la enfermedad a sus funciones vitales. En el caso del suicidio, sucede lo mismo, y al buscar culpables solemos pensar en nosotros mismos, por la necesidad de buscar una respuesta inmediata y accesible. Sin embargo, como vimos en el post anterior, el suicidio normalmente es multicausal y puede ser difícil esclarecer cada una de dichas causas precipitantes, incluso para los profesionales.

Otro de los sentimientos típicos cuando hablamos de este tipo de duelo es la vergüenza. A pesar de que, como hemos comentado, el suicidio es una de las principales causas de muerte en nuestro país, parece que la sociedad aún no se atreve a visibilizarlo y normalizarlo. Debido a que somos seres sociales y no somos ajenos a nuestras influencias culturales, es totalmente normal que lleguemos a sentir vergüenza por hablar de la causa de muerte, con pensamientos del estilo “me van a mirar raro”, “me van a señalar”, “van a juzgar a la víctima”… y por ello muchas veces evitamos hablar del tema, con el fin de no experimentar ese malestar añadido.

También es común en este tipo de muerte experimentar sentimientos de rabia y abandono (“¿cómo ha podido hacerme esto?, “¿por qué no me dijo nada?”…). Esta clase de pensamientos nos suelen venir cuando ponemos (quizás, de manera no consciente) toda la responsabilidad de lo sucedido en la persona fallecida, olvidándonos de su contexto y su historia de aprendizaje. Sin embargo, la realidad en muchas ocasiones es que su decisión estuvo muy influenciada por los factores de su entorno que le impulsaron a tomar esa vía, así como por sus vivencias.

emora-psicologos-madrid-barcelona-sevilla-online-ansiedad-estres-depresion

Conviene señalar que, como supervivientes, podemos experimentar otros sentimientos, pensamientos y conductas de los que no se habla tanto en los manuales pero que, aun así, son totalmente normales. Debemos, en primer lugar, aceptarlos como una parte más del proceso, para después poder trabajar con ellos. Así, podemos encontrarnos con imaginación del proceso de muerte, búsqueda de información del método, sueños/pesadillas con la persona fallecida, alucinaciones visuales o auditivas (creemos “ver” a la víctima), bloqueo emocional o incredulidad (“no siento nada”, «no me creo que sea real esto que ha pasado»).

También podemos llegar a alarmarnos porque vemos un deterioro, no solo en nuestro estado de ánimo en general, sino incluso en nuestras funciones cognitivas: nos cuesta concentrarnos en una tarea, nos volvemos hipervigilantes a ciertos elementos del entorno que pueden estar, de algún modo, relacionados con el tipo de muerte, nos molesta más el ruido o la sobrestimulación sensorial, o nos sentimos con falta de energía en general, tanto para realizar nuestras actividades básicas diarias (comer, hacer ejercicio, estudiar…), como para relacionarnos con nuestro entorno social.

Todos estos sentimientos aparecen en distintos momentos desde que somos conocedores de la muerte, y con diferente intensidad según la persona. Lo cierto es que se trata de un acontecimiento inesperado y en muchas ocasiones traumático para todo el entorno de la víctima. Por ello, en estos momentos tan delicados es importante que nos informemos acerca del suicidio, desmontando mitos y resolviendo dudas, y que tratemos de cuidar de nuestro propio bienestar a lo largo del proceso.

Recomendaciones terapéuticas duelo por suicidio

Una de las tareas que recomendamos realizar es exponerse a hablar del tema con familiares y amigos, compartiendo nuestros pensamientos, miedos, preocupaciones, etc., dándonos un espacio seguro para llorar y expresar nuestras emociones como consideremos necesario. También es importante que, pasado un tiempo, recuperemos nuestras actividades de nuestra rutina habitual (volver al trabajo o a clase, salir con los amigos, cocinar, etc.). Aunque es totalmente esperable que no tengamos ganas de hacer muchas de estas cosas, no nos conviene esperar a que aparezcan dichas ganas para volver a hacer estas actividades, ya que muchas veces estas ganas no aparecerán hasta que no estemos ya involucrados de nuevo en dicha rutina.

El proceso de duelo por suicidio es un camino largo y tortuoso, que en muchas ocasiones nos acompañará toda la vida. No debemos tratar de evitarlo o librarnos de ello cuanto antes, sino de encontrar un espacio en nosotros mismos donde recolocar ese dolor para, sin olvidarlo, poder continuar con nuestra vida.

Desde Émora Psicólogos podemos ayudarte ofreciéndote una asistencia psicológica individualizada, de la mano de profesionales formados en este tipo de problemáticas.

ayuda-psicologica-suicidio-supervivientes

Puedes encontrar más información acerca del duelo por suicidio, con testimonios y comentarios con los que seguro te sentirás identificado si estás viviendo este suceso, además de recursos de ayuda, en la siguiente guía de SaludMadrid:

Guía para familiares en duelo por suicidio – Comunidad de Madrid

psicologo-online-madrid-terapia-psicologia-on-line-desde-casa

whatsapp-psicologo-rosario

Referencias:

Montés, M., Jiménez, A., y Jiménez, J. (2019). Guía para familiares en duelo por suicidio: supervivientes.

– Escrito por Eva Jiménez, Psicóloga General Sanitaria en prácticas en Émora.

– Editado por Alicia JiménezPsicóloga del Equipo de Émora.

mejor-blog-psicologia-personalizado-pareja-infantil-adulto-familia-jovenes

Noviembre 2021

Émora Psicólogos para Jóvenes, Adultos y Familias en Collado Villalba.

Calle Fuente del Álamo, 16, 28400 – Collado Villalba, Madrid.

Teléfono: 672 79 94 03

En nuestro Blog de Psicología y en nuestras redes sociales, cada día compartimos contenido psicológico que puede interesarte.

Te animamos a seguir nuestras cuentas y a nuestro hashtag #RegálatePsicología:

emora-psicologos-contacto-twitter    emora-psicologos-contacto-instagram    emora-psicologos-contacto-linkedin

emora-psicologos-contacto-spotify   emora-psicologos-contacto    emora-psicologos-contacto-youtube

Si has leído este artículo, también te puede interesar:

pautas-sobre-psicologia-como-hacer-recomendaciones
cuentos-cortos-para-adultos-historias-infantiles
microrrelatos-ejemplos-cortos-psicologia-relatos
mejores-podcast-psicologia-cientifica-aprender-psicología-conductual
juegos-psicologicos-entretenimiento-psicología-memoria-asertividad
libros-de-psicologia-recomendados-opiniones-reseñas-criticas-lectores

contacto-emora-psicologos-online-presencial-email-telefono
whatsapp-psicologo-rosario