Émora | REFUERZO POSITIVO: Ejemplos, qué es y cómo aplicarlo BIEN

Refuerzo Positivo: Qué es, cómo se aplica y algunos ejemplos

refuerzo-positivo-ejemplos-como-aplicar-un-programa-de-reforzamiento

emora-psicologos-contacto-twitter    emora-psicologos-contacto-instagram    emora-psicologos-contacto-linkedin

emora-psicologos-contacto-spotify   emora-psicologos-contacto    emora-psicologos-contacto-youtube

¿Qué es el refuerzo positivo? Aquí encontrarás ejemplos comprensibles de este concepto tan extendido en Educación y Psicología

Os presentamos un Podcast muy claro y comprensible en el que hablamos sobre ejemplos concretos de refuerzo positivo y cómo aplicarlo bien, con la aportación de Laura Gil: 

Refuerzo positivo: Qué es y qué no es

Debemos dejar claro, para empezar, que el refuerzo positivo NO es exactamente un premio. Para entender esto, explicaremos dos conceptos muy importantes que harán más comprensibles los siguientes ejemplos. 

Es fundamental comprender el concepto «refuerzo» para poder después utilizar de forma adecuada estos modelos de aprendizaje en el contexto educativo (formal e informal), en la crianza de nuestros hijos, en las organizaciones, y, más aún, cuando deseamos conocer por qué hacemos lo que hacemos ante algunos escenarios de nuestra vida.

1. Los conceptos «refuerzo» o «castigo» NO significan el «premio» o la «instrucción» que damos, sino el sistema que vamos a poner en funcionamiento (si deseamos modificar nuestro comportamiento o el de otro), o que vamos a observar (si buscamos conocer el origen o el mantenimiento de ciertas conductas, razonamientos o sensaciones físicas). Será más fácil entenderlo así:

Hazte las siguientes preguntas:

¿Quiero crear, incrementar, la aparición de una conducta?

Tendrás que comenzar un sistema de reforzamiento. En ese sistema podrás incluir estímulos seleccionados como agradables (reforzamiento positivo) o sacar, no presentar, estímulos que no suelen gustar (reforzamiento negativo). En cualquier caso haremos MÁS probable el desarrollo del comportamiento buscado. Por eso lo llamamos programa de REFORZAMIENTO o REFUERZO. Porque refuerza, vaya. Aumenta la probabilidad de que aparezca una conducta.

Pero el estímulo que añadimos (agradable) o quitamos (desagradable) no es en sí un refuerzo, sino un estímulo.

La palabra refuerzo se referirá entonces al efecto que tiene dicho estímulo sobre el aumento de probabilidad de aparición de la conducta deseada. Y diremos que el programa o el evento ha sido de refuerzo positivo cuando se añadan estímulos deseables, así como será de refuerzo negativo cuando, para conseguir el mismo efecto (la aparición, mantenimiento o incremento de frecuencia de un comportamiento) hagamos desaparecer estímulos desagradables para la persona.

la-persona-tras-el-deportista-carlos-bernabe

¿Quiero suprimir, sin embargo, un comportamiento?

Entonces tendríamos que diseñar un sistema de castigo. En este programa (cuidado con la diferencia respecto al anterior, el de refuerzo) podrás incluir estímulos desagradables (castigo positivo, porque «incluimos» un estímulo) o suprimir, dejar de presentar, estímulos agradables (castigo negativo, porque «evitamos, o quitamos» un estímulo). En cualquier caso se vuelve MENOS probable la conducta, aquella que buscamos suprimir. Por eso lo llamamos programa de CASTIGO. Al fin y al cabo, castiga, hace menos probable la aparición de un comportamiento.

¿Por qué lo denominamos «refuerzo» y qué quiere decir realmente eso de «positivo»?

2. En el vocabulario utilizado para explicar estos procesos de aprendizaje, es fundamental atender a que los conceptos «positivo» o «negativo» hacen referencia a la adición o supresión de estímulos, y NO a la consecuencia que, imaginamos, tendrá dicho programa en nuestro comportamiento.

El concepto «positivo» no indica que la consecuencia vaya a ser «buena» para el sujeto, sino que «añadimos» un estímulo. Al estar utilizando un sistema de refuerzo, haremos más probable la aparición o incremento de la conducta estudiada. Como pudimos observar en el apartado anterior, un sistema de refuerzo positivo (incluir un estímulo deseado) hará más probable la conducta buscada. Estos conceptos, «positivo» y «negativo» se refieren a la suma (positivo), o supresión (negativo) de estímulos en cualquier sistema, refuerzo y castigo.

Te dejamos ahora una explicación muy gráfica del canal de Youtube «CdeConducta» donde se hace referencia al concepto de reforzamiento positivo dentro del contexto de los videojuegos ¿Por qué nos «enganchan» los videojuegos? ¿Por qué se refuerza nuestra conducta de seguir jugando, o desear que llegue el momento de volver a jugar?:

Fuente: Cdeconducta

 

¡Veamos ahora ejemplos de refuerzo positivo muy útiles y claros!

reforzamiento-positivo-ejemplos-aplicacion

Refuerzo positivo: buenos ejemplos aplicados por educadores y Psicólogos en el contexto familiar, académico, organizacional y deportivo

1- Contexto «en familia»:

«Si realizas las tareas del colegio siguiendo el plan y la agenda que hemos organizado entre todos, esta tarde, aunque sea martes, iremos contigo a jugar al baloncesto al parque como hacemos los fines de semana».

Sistema: refuerzo positivo.

¿Por qué? Es un programa de refuerzo porque aumenta la probabilidad de que se realice el comportamiento que buscamos (atender a la planificación de tareas en casa).

Es «positivo» porque llegaremos a ello añadiendo, sumando un estímulo. En este ejemplo uno evaluado como agradable, jugar en familia al baloncesto.

 

2  Contexto «en el colegio»:

«Cuando tengáis alguna pregunta, alzad la mano y sed pacientes hasta que el maestro os dé permiso para hablar. Quien siga esas indicaciones diariamente podrá elegir el material que más le guste para llevar al recreo».

Sistema: refuerzo positivo.

¿Por qué es un programa de refuerzo? Aumenta la probabilidad de que se realice el comportamiento «alzar la mano antes de hablar».

Es «positivo» porque se añade el estímulo de elegir aquello que les guste para ir al recreo, deseable en términos generales para los alumnos.

 

3 Contexto organizacional:

«Se añadirá en el marco contractual un nuevo epígrafe en el sistema de primas de la organización: si se realizan correctamente los documentos excel de las facturas, el trabajador recibirá cheques regalo para utilizar en cualquier producto fabricado por la empresa».

Sistema: refuerzo positivo.

¿Por qué es refuerzo? Se incrementa la probabilidad de aparición del comportamiento buscado «concentrarse cada día en los documentos excel de facturas».

Es «positivo» porque añadimos el estímulo, agradable para el empleado, de tener recibir cheques regalo para gastar en los productos de la empresa.

 

4 Contexto «en el deporte»:

Jugando al baloncesto: «Al errar un tiro durante un partido con vuestra mano menos entrenada, seguramente no querréis probar de nuevo el tiro con esa mano. Pero si un jugador se atreve a intentarlo otra vez, aunque falle, será el encargado de lanzar los tiros libres siempre que haya una falta técnica».

Sistema: refuerzo positivo.

¿Por qué es un sistema «de refuerzo»? Hace posible que se produzca el comportamiento que el entrenador busca, el intento de tiros con la mano menos entrenada en situación de partido.

Es «positivo» porque se incluye el estímulo motivante para un jugador de lanzar los tiros libres en las situaciones especiales.

reforzamiento-positivo-ejemplos-practicos

Tres claves fundamentales si deseas tener éxito en un programa de refuerzo positivo

1. Utilízalo dentro de un sistema general de reforzamiento

Tutorizado por un Psicólogo, planifica el sistema de refuerzo para que se produzcan las conductas que buscas. En dicho programa, según la evaluación de estímulos a tu disposición, utiliza acertadamente cadenas de refuerzo positivo y negativo. Como sabes, ambos aumentan la probabilidad de aparición de las conductas deseadas.

2. Diseña la progresión de los estímulos en los programas de reforzamiento positivo y negativo

Como la finalidad del sistema de refuerzo es producir nuevos comportamientos o incrementar su frecuencia, ve espaciando en el tiempo poco a poco la recepción del estímulo deseable (refuerzo positivo) o de evitación del estímulo no deseable (refuerzo negativo). De esta manera, cambiándolos poco a poco por estímulos sociales y/o primarios, verás que las conductas permanecen aunque ya no se obtengan estímulos deseables o se eviten estímulos desagradables.

3. La constancia es determinante cuando aplicamos un programa de refuerzo

Desde El Equipo de Psicólogos de Émora Online, te hacemos la recomendación de seguir las siguientes ideas:

Evalúa con detalle tus metas y recursos. Entonces podrás diseñar un plan efectivo, con posibilidades de éxito. Y, por último: sé muy constante. Hay muchísimos estímulos apareciendo a la vez e interaccionando con la conducta y de un ser humano. Podemos intentar controlar algunos para cambiar comportamientos, pero es fundamental para cumplir los objetivos de tu plan de refuerzo que seas consistente y actúes en términos de probabilidad y frecuencia. No en un «todo o nada».

Poco a poco. ¡Mucha suerte!

– Escrito por Alicia JiménezPsicóloga del Equipo de Émora.

En nuestro Blog de Psicología (#RegálatePsicología) y en nuestras redes sociales, cada día compartimos contenido psicológico que puede interesarte. Te animamos a seguir nuestras cuentas:

emora-psicologos-contacto-twitter    emora-psicologos-contacto-instagram    emora-psicologos-contacto-linkedin

emora-psicologos-contacto-spotify   emora-psicologos-contacto    emora-psicologos-contacto-youtube

telefono-contacto-emora-psicologos