Émora | PROCESOS DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE | Émora Psicólogos en Coslada

Cómo mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje de nuestros hijos

procesos-de-enseñanza-y-de-aprendizaje

emora-psicologos-contacto-twitter    emora-psicologos-contacto-instagram    emora-psicologos-contacto-linkedin

emora-psicologos-contacto-spotify   emora-psicologos-contacto    emora-psicologos-contacto-youtube

whatsapp-psicologo-rosario

Procesos de aprendizaje y enseñanza

¿Cómo aprendemos? ¿De qué manera podemos ayudar a nuestros/as hijos/as a aprender a hacer determinadas conductas? ¿Cómo puede potenciarse el proceso de enseñanza?

En el siguiente artículo, desde Émora Psicólogos en Coslada, te explicamos de forma teórico-práctica a qué hacen referencia los procesos de aprendizaje-enseñanza y de qué manera podemos actuar como padres/madres para mejorar el aprendizaje de nuestros hijos/as.

Los procesos de aprendizaje son operaciones cognitivas observables en la conducta. A su vez, las estrategias de aprendizaje son las acciones que se llevan a cabo para alcanzar objetivos de aprendizaje concretos.

Proceso de aprendizaje: ¿Cómo aprendemos y retenemos la información?

A grandes rasgos, podemos diferenciar cuatro fases estratégicas que se producen en el proceso de aprendizaje: adquisición de la información (mediante la exploración y repetición de conductas), la codificación (a través de la elaboración y organización de la información), la recuperación (mediante la planificación de la respuesta según la información memorizada) y los procesos de apoyo (que harían referencia a las estrategias que lleva a cabo el sujeto, tanto motivacionales como sociales).

Para entender con mayor detalle estos conceptos, te exponemos algunos ejemplos a continuación:

Algunos ejemplos del proceso de adquisición de la información podrían ser leer en voz alta o repasar mentalmente. Ejemplos de codificación podrían ser la utilización de reglas mnemotécnicas, los mapas conceptuales o la agrupación de conceptos según relaciones de semejanza. En cuanto a la recuperación, algunos ejemplos podrían ser la búsqueda de indicios o de frases retenidas en la memoria. Por último, respecto a los procesos de apoyo, algunos ejemplos podrían ser la propia motivación intrínseca o extrínseca de la persona o la búsqueda de refuerzos sociales que podrían regular la conducta.

emora-psicologos-madrid-barcelona-sevilla-online-ansiedad-estres-depresion

Claves favorables de aprendizaje-enseñanza: ¿Cómo mejoramos el aprendizaje de nuestros hijos/as?

A continuación, desde Émora Psicólogos en Coslada te aportamos una serie de pautas muy útiles que podrían potenciar el proceso de aprendizaje de tus hijos/as (basado en Romagnoli y Cortese, 2015):

– Dedica tiempo a realizar actividades con tus hijos/as:

Con la realización de actividades en familia, los niños/as obtienen numerosos beneficios en su desarrollo y aprendizaje, amplían su visión del mundo, conocen en profundidad el entorno que les rodea y gozan de una oportunidad para la interacción positiva con su familia.

Podéis ir juntos a realizar actividades culturales o recreativas. Por ejemplo: eventos deportivos, parques de atracciones, parques naturales, obras de teatro, cine, museos, exposiciones, paseos para conocer ciudades u otros lugares de interés.

También podéis compartir alguna afición o puedes enseñarle alguna actividad o habilidad en especial. Por un momento, piensa en los momentos especiales que se producen de padres a hijos cuando, por ejemplo, el progenitor es quien le enseña a montar en bici, a nadar, a tocar la guitarra o a cocinar. La interacción positiva que se produce en estos momentos es sin duda algo especial que merece la pena mencionar y que sería imprescindible practicar en nuestro día a día con nuestros hijos/as. Este proceso de enseñanza-aprendizaje en familia es sin duda una oportunidad para mejorar nuestros lazos afectivos.

proceso-de-enseñanza-y-aprendizaje

En casa, también puedes buscar ese espacio de tiempo para pasar tiempo de calidad con tus hijos/as. Por ejemplo, puedes dedicar un tiempo a leerle cuentos, comentar noticias, descubrimientos o novedades del día, alentarles a escribir y a reflexionar, mostrar interés sobre lo que han aprendido en el colegio. Esto les puede ayudar a consolidar lo aprendido y puede aumentar su abanico de perspectivas. También puedes invitarle a cooperar en algunas actividades domésticas tales como poner la lavadora, pasar la aspiradora, cocinar o hacer algún postre, esto hará que el niño/a se sienta implicado y productivo.

– Asegúrate de que tu hijo/a dispone de cantidad y calidad de materiales educativos en casa:

Pueden ser libros, revistas, cuentos, novelas, contenido digital educativo o recursos similares. El fácil acceso a estos materiales ofrece a los niños/as una amplia gama de temas de los que pueden aprender. Asegúrate de que son recursos de interés para tu hijo/a, debes considerar que quizá no son los contenidos que a ti mismo/a te gustan. Además, en este punto es importante destacar que sería contraproducente obligar a tus hijos a leer. En este caso (y en todos, de hecho), es más útil que tu hijo/a vea cómo lees y lo accesible que tiene en casa la lectura, que obligarlo a leer.

– Procura que tu hijo/a tenga un lugar de estudio:

Por último, aunque no por ello menos importante, el hecho de tener un espacio adecuado en casa para el aprendizaje, con una buena luz, sin demasiado ruido, lejos de la televisión y otros dispositivos electrónicos, hará que tu hijo/a preste atención a la tarea y que no disponga de elementos que puedan distraerle. Esto favorecerá sin duda su aprendizaje.

psicologo-online-madrid-terapia-psicologia-on-line-desde-casa

¿Qué promover en la enseñanza de nuestros hijos/as?

Para que el contexto de enseñanza-aprendizaje sea favorable, será importante tener en cuenta los siguientes aspectos (basado en Monereo, 1999):

– Plantea actividades en las que tu hijo/a tenga que planificar, controlar y supervisar constantemente la tarea que realiza, además de evaluar su resultado una vez finalizada.

– Crea un clima de confianza en el que se tolera la reflexión y donde la duda no conlleva ser juzgado/a.

– Adapta las estrategias de aprendizaje que le vas a enseñar a tu hijo/a según su edad y según las situaciones reales que podría vivir en ese momento, sólo de esa manera podrán serle útiles

– Asegúrate de que tu hijo/a no se aprende unas técnicas de forma rígida, sino que conoce y escoge de forma razonada las estrategias más adecuadas según la actividad que está realizando. No se trata de que aprenda las cosas como un robot, sino de que sepa flexibilizar en diferentes tareas. De hecho, sería ideal que ayudases a tu hijo/a a diferenciar diferentes situaciones para que pueda adaptar las estrategias de aprendizaje a diferentes contextos.

– Y por supuesto, enseña a tu hijo/a a través de tu propia conducta. En Psicología, esto se denomina aprendizaje por modelado. De manera que, si como adulto eres el modelo de conducta para tu hijo/a, pretenderemos que se produzca un aprendizaje por imitación. Lo que ocurre en este punto es que, cuando los niños/as observan un modelo, se hacen a la idea de cómo se realiza la acción y adquieren las representaciones de esas actividades que ha llevado a cabo el modelo. Así, estas representaciones simbólicas les servirán posteriormente de guía para realizar las acciones adecuadas.

En este punto cabe destacar que, como padres, al actuar como modelos, el fenómeno la contigüidad estimular (repetición asociada) de la conducta que queremos que nuestro/a hijo/a aprenda, es condición necesaria pero no suficiente, pues se necesitan otros procesos como la atención y retención, la reproducción motora, así como los procesos motivacionales y de refuerzo.

Algunas personas creen erróneamente que aprender es sinónimo de memorizar. Pero el proceso de aprendizaje va mucho más allá, para que se produzca aprendizaje se necesita comprender, analizar, relacionar, sintetizar e integrar los conocimientos nuevos con los que ya poseemos de forma previa. Y no sólo aludimos al aprendizaje de conceptos, sino también de experiencias.

Las personas aprendemos cuando interactuamos con nuestro entorno, cuando nos enfrentamos a una nueva situación y asociamos un estímulo con una nueva respuesta. Cuando una persona aprende que, tras interactuar con su entorno de determinada manera, recibe un refuerzo (se premia su comportamiento), la persona seguirá realizando la misma conducta a lo largo del tiempo.

Pongamos un ejemplo: supongamos que queremos que nuestro pequeño hijo aprenda a mirar hacia ambos lados de la carretera cuando va a cruzar la calle. Si obtiene un refuerzo cuando realiza dicho comportamiento (le prestas atención y le premias, le felicitas o animas a seguir), aumenta la probabilidad de que en ocasiones posteriores vuelva a actuar de la misma manera.  

Como verás, la Psicología es muy amplia y podríamos estar días y días hablando sobre este tema tan interesante de enseñanza y aprendizaje. En ocasiones, como padres/madres no tenemos muy claro de qué manera actuar para enseñar a nuestros hijos/as; en otras, existen dificultades de aprendizaje de los más pequeños de la casa. En cualquier caso, será imprescindible que puedas contactar con un especialista que pueda evaluar tu caso en concreto y que trabajes en conjunto con el Psicólogo/a para conseguir los objetivos propuestos. En Émora estaremos encantados de atenderte.

enseñanza-y-aprendizaje
whatsapp-psicologo-rosario

Referencias:

Antón, D. M. (1985). Aplicaciones del aprendizaje observacional a la terapia de conducta. Anales de Psicología/Annals of Psychology2, 53-66.

Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Gobierno de Chile, Ministerio de Educación (2005). Educación de calidad para nuestros hijos. Guía de apoyo para la familia. Santiago, Chile.

Morales-Ocaña, A., e Higueras-Rodríguez, M. L. (2017). Procesos de enseñanza-aprendizaje.

Monereo, C., Castelló, M., Clariana, M., Palma, M., & Pérez, M. L. (2000). Estrategias de enseñanza y aprendizaje.

Romagnoli, C., y Cortese, I. (2015). ¿Cómo la familia influye en el aprendizaje y rendimiento escolar? Santiago, Chile.

– Escrito por Alicia JiménezPsicóloga del Equipo de Émora.

mejor-blog-psicologia-personalizado-pareja-infantil-adulto-familia-jovenes

Septiembre 2021

Émora Psicólogos para Jóvenes, Adultos y Familias en Coslada.

Avenida de la Constitución, 85, Portal 6, 1º-1, 28823 – Coslada, Madrid.

Teléfono: 672 79 94 03

En nuestro Blog de Psicología y en nuestras redes sociales, cada día compartimos contenido psicológico que puede interesarte.

Te animamos a seguir nuestras cuentas y a nuestro hashtag #RegálatePsicología:

emora-psicologos-contacto-twitter    emora-psicologos-contacto-instagram    emora-psicologos-contacto-linkedin

emora-psicologos-contacto-spotify   emora-psicologos-contacto    emora-psicologos-contacto-youtube

Si has leído este artículo, también te puede interesar:

pautas-sobre-psicologia-como-hacer-recomendaciones
cuentos-cortos-para-adultos-historias-infantiles
microrrelatos-ejemplos-cortos-psicologia-relatos
mejores-podcast-psicologia-cientifica-aprender-psicología-conductual
juegos-psicologicos-entretenimiento-psicología-memoria-asertividad
libros-de-psicologia-recomendados-opiniones-reseñas-criticas-lectores

contacto-emora-psicologos-online-presencial-email-telefono
whatsapp-psicologo-rosario