Mi nombre es Javier. Soy enfermero y tengo 31 años. Trabajo en el turno de noche de un hospital de Madrid y desde que tengo este horario mi vida es un descontrol.

 

relajacion-madrid-clases-curso-meditacion-yoga-mindfulness

 

Lo que más me apetece en este momento es relajarme. Me iría de vacaciones, pero hasta octubre no tengo esa posibilidad. Así que estoy buscando otras opciones.

 

Me recomendaron darme un masaje relajante, pero tras probarlo, no ha servido para mucho. Al día siguiente estaba igual. Es como si quisiera otro masaje cada día. No puedo permitirme esto.

 

También he mirado clases de Yoga en Madrid. Pero es como si me costase concentrarme en ese tipo de actividades. No termino de estar cómodo y la flexibilidad nunca ha sido uno de mis fuertes. Sólo imaginar una sala con más gente y no poder imitar la posturas, ya siento la vergüenza nacer en mi estómago.

 

yoga-clases-madrid-meditacion-reiki-relajacion-mindfulness

 

Aunque la mayor locura fue acompañar a una amiga a una sesión de reiki. Hay que creer en ello. Si no, estás perdido. A mí me daba un poco la risa, la verdad. Me cuesta pensar que hay una energía universal filtrada hacia mi piel a través de las manos de un maestro. Y todo esto sin tocarme.

 

reiki-madrid-relajacion

 

Me parecía bastante obvio que, si metes en una misma habitación a diez personas con ganas de relajarse, apagas las luces, te cuentan una historia, te tumbas, cierras los ojos, y muy lentamente colocan las manos cerca de tu cuerpo… se genera sí o sí una activación del sistema nervioso parasimpático, es decir, que te relajas. Pero ni energía del universo ni gaitas. Cualquier persona con unos mínimos conocimientos fisiológicos sabría explicar lo que está pasando.

 

reiki-madrid-relajacion-explicacion

 

Salí indignado. Y más enfadado conmigo mismo por haberme dejado arrastrar hasta allí. Así que le prometí a mi amiga que le conseguiría una actividad de relajación pura.

 

En mi búsqueda encontré el mindfulness. Una herramienta sacada de antiguas prácticas cognitivas. Ahora, básicamente, la han convertido en un producto de marketing.

 

Suena de maravilla. Se pronuncia bien en inglés y en español. Queda hasta molón que esa palabra salga de tu boca.

 

Básicamente es seguir instrucciones que favorecen la atención focalizada. Es complicado personalizarla, por lo que al final tienes que meterte en la historia que otro te cuenta. No hay energías del universo, pero tengo que hacer un gran esfuerzo de imaginación. Además, yo sólo quería relajarme, nada más. No creo que tenga ningún problema psicológico. Mi vida es la que es y la que quiero que sea. La dirijo lo que puedo. Pero me canso. Por eso quiero aprender a relajarme.

 

meditacion-madrid-relajacion-budista

 

Pues nada, ya casi había perdido la esperanza. Después de probar los masajes, el yoga, reiki y mindfulness no pensaba que en la capital de mi país, en todo Madrid, hubiera algo capaz de darme la sensación de relajación que yo buscaba. Hasta que di con los psicólogos de émora.

 

Un centro de psicología en el este de Madrid. Me metí en su web por casualidad. Creo que me llamó la atención una fotografía. Desplegué el menú y leí: relajación. Sorprendido, hice click en la página. ¡No puede ser, es justo lo que estaba buscando!

 

Estos psicólogos han desarrollado una actividad que puede contratar cualquier persona y sirve, básicamente, para lo que yo estaba deseando encontrar desde el principio: aprender a relajarse de manera súper efectiva.

 

Leí la descripción de su página de relajación en la web. Es sencillo: reservas una cita con ellos, en la web puedes ver quién te va a atender. Por teléfono me lo contaron todo de maravilla.

 

Os cuento cómo fue mi experiencia: llamé por teléfono y me explicaron cómo funcionaba. Vienes, te hacemos unas preguntas para saber qué técnica será más efectiva en tu caso, y comenzamos con el proceso de relajación. El objetivo es que tú lo aprendas mientras lo practicamos. El profesional está sentado en una silla cerca de ti, que estás sentado en un sofá. Pero no tan cerca como para incomodarte. Lo primero es presentarnos y contarte cómo funciona. Que veas que somos profesionales, es un centro reconocido y no nos interesa vender humo ni hacer cosas raras. Aquí vamos a enseñarte a relajarte, nada más.

 

Además el espacio es increíble, olvida esas pequeñas salas que parecen sacadas de anuncios de dentista. Su centro de trabajo es un loft, abierto y con muchísima luz natural.

 

relajacion-madrid-yoga-mindfulness-meditacion

 

Es una técnica que se utiliza en la mayoría de procesos que funcionan. Eso sí, te dicen que vas a salir de allí flotando sobre una nube. Prepárate para sentirte absolutamente relajado después de esa cita.

 

En mi caso fueron unos  40 minutos de sesión. Los primeros cinco o diez estuvimos hablando. Me hizo unas preguntas enfocadas a conocer otras experiencias que hubiera tenido, fue como pasar un test muy sencillo.

 

Después de eso me dijo que ya tenía elegida la técnica. Me explicó cómo iba a funcionar y me quedé muy tranquilo. Explicaciones claras y relacionadas con el organismo. Así sí.

 

Tuve que sentarme en un sofá muy cómodo que tienen. Busqué una postura relajada y me pidió que cerrase los ojos y siguiese unas instrucciones. También me dijo que podía comenzar con los ojos abiertos si lo prefería. Pero yo estaba muy cómodo y los cerré.

 

Comenzaron las instrucciones y el tiempo se fue de mi mente. Mi respiración se convirtió en un run-run que me tranquilizaba. Iba siguiendo el camino que me marcaban e iba aprendiendo a relajarme.

 

Efectivamente, al terminar, abrí los ojos y solamente podía sonreír. Le di las gracias con la mayor vehemencia y sinceridad que pude y salí de allí con ganas de intentar en casa lo que acababa de conseguir.

 

Esa sensación de estar como flotando, fuera de tu propio cuerpo, pero controlando en todo momento lo que ocurre. Es una sensación que recomiendo vivir a todo el mundo al menos una vez en la vida.

 

Antes de irme me dijeron que llamase sin ningún problema para preguntar dudas sobre la técnica cuando la practicase en casa.

 

Pregunté si podía pedir cita para mi amiga (conté la historia que me había llevado hasta allí) y me explicaron que también podíamos probar una sesión en pareja.

 

Es lo mismo, pero con dos personas sentadas en vez de una, me dijo. Sólo es necesario que os conozcáis y que entre vosotros haya cierta confianza, para estar cómodos.

 

Le contesté que iríamos los dos, sin duda. Y si mi amiga quería ir sola, iríamos lo dos en otra ocasión.

 

Desde entonces he probado como me explicaron. Llamé un par de veces con alguna duda, porque quería mejorar aún más la técnica. De practicar cinco minutos al día pasé a hacerlo solamente una vez por semana. Y después, sólo cuando me apetecía.

 

Pero es que ya no me hacía falta. Es como si mi cuerpo hubiera aprendido a dar la respuesta de relajación que he practicado cuando más lo necesito.

 

Noto cómo mi estómago se relaja y se saca de la manga esa respiración, que es sólo el comienzo de la sensación de relajación que tanto tiempo anduve buscando, y que ahora mi cuerpo reproduce de manera automática ante situaciones de carga o estrés.

 

madrid-relajacion-yoga-mindfulness-meditacion

 

O simplemente cuando quiero relajarme más. Noto que me pongo en ese “modo relajación”, ya casi sin querer, cuando estoy trabajando muchas horas seguidas. Cuando llevo un rato en un atasco. Cuando tengo que afrontar una discusión. Cuando quiero descansar un domingo por la tarde. Cuando quiero ir a dormir, y necesito dormir rápidamente.

 

De nuevo, lo recomiendo a todo el mundo. ¡Id a entrenar esta relajación! Gracias a émora psicólogos, y a los profesionales que allí trabajan.

 

JGB

 

 

Julio 2019

Émora Psicólogos en Coslada para Jóvenes, Adultos y Familias

Avenida de la Constitución, 85, Portal 6, 1º-1

28823, Coslada, Madrid

Teléfono: 91 495 62 82

 

 

firma mail links

Vivo en Madrid y quiero sentir la más absoluta relajación. He probado masajes, yoga, reiki, meditación, mindfulness… ¿Y ahora qué?
5 (100%) 26 votes

Comments are closed.