El siguiente relato está inspirado en hechos reales.

 psicologos-sarria-sant-gervasi-les-tres-torres-galvany-pedralbes-gracia-barcelona-gran-via-de-carles-III-cerca-de-avenida-diagonal-ansiedad-estres-laboral-adultos-infantil

 

¡Hola! Mi nombre es Sonia, tengo 26 años y vivo en Barcelona (Barrio Sarrià Sant-Gervasi Galvany). Soy estudiante del Grado en Comunicación Audiovisual en la Universitat Oberta de Catalunya, y compagino mis estudios con mi trabajo como comercial en la zona de Les Cortes.

 

El hecho de contar esta historia nace de la necesidad de compartirlo con más personas que puedan encontrarse en una situación similar, pues creo que es un problema que podemos tener con mucha frecuencia y puede tratarse con la ayuda de profesionales.

 

Llevo trabajando con la misma empresa desde que cumplí la mayoría de edad. Comencé a trabajar por necesidad, tanto por problemas económicos de mi familia, como para costearme mis estudios y cumplir mi sueño de ser Periodista.

 

Lo reconozco, soy lo que podría llamarse una “friki” de los contenidos audiovisuales (cine, videojuegos…). Siempre me ha llamado mucho la atención el poder analizar cualquier tipo de película, serie, y tirarme horas y horas disfrutando de un buen videojuego. De aquí surgió la idea de realizar la carrera de Comunicación. Debo decir que, al principio me matriculé en la Universitat de Barcelona, pero, al no poder compaginarlo con mi trabajo, decidí realizar la carrera de manera online.

 

Desde que empecé a trabajar, realmente estaba bastante satisfecha con mi puesto de trabajo, me gustaba hablar con las personas y ofrecer un servicio de calidad. Mi trabajo consistía en hablar con un representante de cada empresa de forma individual.

 

Sin embargo, desde hace aproximadamente un año, coincidiendo con mi ascenso laboral, esto ha cambiado, y podríamos decir que es aquí cuando comienzan mis problemas.

 

El mayor cambio que supuso mi ascenso fue que debía dirigirme a los representantes de las empresas de forma conjunta, es decir, en reuniones colectivas donde yo me consideraba el centro de atención.

 

Creo que esto empezó a ser un problema a partir de mi primera reunión, en la que vi cómo un grupo de personas empezó a cuchichear y a reírse. Yo creo que se reían de lo que estaba diciendo, de mi tono de voz o incluso de mi aspecto físico. Desde ese momento, cada vez que salía a hablar en público, el corazón me latía muy rápido, se me secaba la boca, me quedaba sin voz, me ponía roja y me temblaban las piernas y manos. En más de una ocasión, tuve que abandonar la sala para ir al baño, no aguantaba esa sensación de inseguridad y malestar.

 

En una de esas ocasiones, viví una situación que creo que fue la gota que colmó el vaso... Al volver, un tipo me dijo:

 

“Oye Sonia, ¿y tú quieres ser periodista?, creo que vas por mal camino, chica”.

 

Recuerdo que esas palabras me apuñalaron el alma, y, al volver del trabajo, no podía parar de llorar por impotencia. De hecho, el simple hecho de pensar que al día siguiente tenía que volver al trabajo era una agonía para mí. Sus palabras aparecían por mi mente una y otra vez… Tanto, que incluso pensé en dejar la carrera. En algún momento llegué a cuestionarme: “quizás no soy válida para dedicarme a lo que siempre he soñado…”

 

Pasé una temporada de altibajos, donde había días en los que me sentía más segura para afrontar esta situación, pero, cuando llegaba el momento de hablar delante de todos, siempre aparecía el nerviosismo y hacía que me sintiera muy agobiada.

 

Uno de esos días, al terminar la reunión, un hombre allí presente se acercó a mí con mucha educación. Me comentó que a él también le pasó lo mismo que a mí hace unos años. Él también era incapaz de hablar delante de un grupo de personas sin pasarlo mal. Me contó su experiencia, me animó y me recomendó que asistiese a un profesional de la Psicología de Barcelona para poder mejorar en este aspecto, pues eso haría que me sintiese mejor conmigo misma. Reconozco que al principio ignoré su recomendación, le puse una excusa y le dije: “no tengo tiempo para ir a terapia psicológica” (pues compaginaba estudio y trabajo).

Aun así, el buen hombre insistió y me comentó que el centro se situaba muy cerca de donde vivo y trabajo (en la zona de Les Tres Torres). Además, me llegó a convencer el hecho de que ese Equipo de profesionales también ofrecía terapia online, por lo que, sin moverme de casa y con todas las facilidades que eso conlleva, podría afrontar el problema para sentirme mejor.

 

Hoy por hoy, puedo decir que, aunque aún me ponga un poco nerviosa al salir delante de todos (algo totalmente normal), me siento mucho más segura de mí misma, he aprendido a quererme de verdad, a no juzgarme ni tener en cuenta exclusivamente los aspectos negativos, a no exagerar las consecuencias negativas de la situación, ni a pensar que todos estarán riéndose de mí… Además, pienso que es algo que me ha venido muy bien tanto para mi profesión actual, como la posible futura relacionada con el Periodismo… ¡estoy deseando dedicarme a lo que me gusta lo antes posible!

 

En definitiva, con la ayuda de unos buenos psicólogos en Barcelona, he aprendido a afrontar al gran temido “Hablar en público”, convirtiendo la situación en una experiencia más, sin tantas connotaciones negativas… ¡Incluso hay momentos en los que me siento totalmente libre y parece que me dan cuerda para hablar! Esto era inimaginable para mí hace un tiempo.

 

Por todo lo anteriormente mencionado, te quiero animar a que, si realmente te pasa lo mismo, pruebes a acudir a un profesional de la Psicología, ellos te ayudarán a mejorar, y eso afectará a distintos ámbitos de tu vida.

 

Muchas gracias por haberme leído, y que tengas un maravilloso día… ¡Un saludo!

 

mejores-psicologos-barcelona-sarria-sant-gervasi-galvany-les-tres-torres-bonanova-infantil-adultos-jovenes-niños-pareja-hijo-hija-familia-ansiedad-depresion-alimentacion-toc

 -Para leer el relato anterior, pulsa aquí

 

Abril 2020

Émora Psicólogos en Sarrià-Sant Gervasi, les Tres Torres, para Jóvenes, Adultos y Familias.

Carrer del Rosari, 14 – 08017 Barcelona.

Teléfono: 672 79 94 03

 

 

- Escrito por Alicia Jiménez, Psicóloga del Equipo de Émora.

 


psicologo-tres-torres-barcelona-les-corts-sarria-infantil-familias

 

 

Comments are closed.