Psiquiatría

 

Es una especialización de la medicina cuyo campo de actuación son los llamados “trastornos mentales”. Es decir, que cuando vas al psiquiatra quien te atiende es un médico.

 

Los médicos psiquiatras pueden recetar medicamentos y su intervención está basada en un modelo médico. Esto quiere decir que, según su modelo, las “enfermedades mentales” tienen un origen biológico y, por lo tanto, utilizan las medicinas para tratar de revertirlas, si determinan que se ha llegado a esa especificación de diagnóstico.

 

Repasemos:

 

Psiquiatría = Trastornos Mentales + Medicamentos + Modelo Médico.

 

 

Psicología Cognitivo-Conductual

 

Se ocupa de la resolución de problemas “psicológicos”. Es decir, que cuando acudes a un centro de Psicología Cognitivo-Conductual te atiende un Psicólogo General Sanitario (licenciado en Psicología, y con un máster que acredita el Ministerio de Sanidad).

Cuando acudas a uno, no dudes en pedir la certificación. Trabajarás aspectos importantes de tu vida y hay que hacerlo con profesionalidad. Imagina que llaman a tu puerta y gritan: “¡¡¡Policía, abra inmediatamente!!!”. ¿En qué te fijarías para dejarles pasar?

 

El Psicólogo NO receta medicamentos, sino que interviene directamente en tus comportamientos, pensamientos y sentimientos. Su trabajo está basado en un modelo cuyas investigaciones evidencian que el origen de los problemas psicológicos NO es biológico, sino de aprendizaje y relación con el entorno. Aunque el Psicólogo tiene en cuenta en su análisis e intervención también los factores biológicos que pudieran estar confluyendo en el problema.

 

Resumiendo:

 

Psicología Cognitivo-Conductual = Problemas Psicológicos + Intervención Directa en la Vida de la Persona + Modelo de Aprendizaje.

 

Bien, ¡comparemos!

 

 

Problema Mental Vs Problema Psicológico

 

Cuando escuchamos “enfermedad mental” enseguida pensamos en algo que se encuentra en nuestra cabeza y que, con seguridad, está mal.

 

psicologo-coslada-emora-adultos

 

 

Imaginamos carreteras de neuronas que se han quedado sin luz, o que están sufriendo algún cortocircuito. Pero sin duda hay un problema en algún sitio llamado “mente”.

Los Psicólogos han denominado esto de otra manera, usando las palabras “problema psicológico”. El concepto implica lo que pasa “dentro” y también lo que ocurre “fuera” de nosotros, pero que afecta al contexto en el que vivimos. Un problema psicológico NO es una enfermedad. Es un proceso de aprendizaje complejo sobre el que hay que trabajar.

No he conocido aún a nadie capaz de vivir sin contexto. Es algo que irremediablemente va unido a nosotros y donde, por supuesto, hay otras personas.

 

psicologo-adultos-coslada-emora

 

Un problema psicológico es aquél que no te permite adaptarte a tu contexto tan bien como desearías.

 

 

 

Medicamentos Vs Intervención Directa Psicológica

 

En la práctica, esto es lo que más interesa: “Entonces, ¿tomo pastillas o voy al Psicólogo?”.

 

psicologo-cognitivo-conductual-coslada-adultos

 

¿Qué hacen las pastillas?

 

Dependiendo del tipo de medicación, actúa sobre el sistema nervioso central con el fin de disminuir los síntomas.

 

Por ejemplo, tomar ansiolíticos reduciría la ansiedad, y tomar antidepresivos implicaría la recaptación de los principales neurotransmisores (algo así como poner en marcha a los responsables de montar una fiesta en tu cerebro), aunque también tienen otras funciones dependiendo del tipo de medicamento.

 

 

Y, ¿qué me va a hacer una intervención psicológica?

 

Básicamente te hará trabajar. Un montón, la verdad. (De paso, y probablemente desde el primer día, hará en tu cerebro un efecto similar al de las pastillas, relajándote respecto al problema y activándote hacia la consecución de metas).

 

Como decía, vas a tener que tomártelo muy en serio. Pero, eso sí (y aquí viene lo mejor) siempre acompañado por tu Psicólogo. 

 

 psicologo-coslada-terapia-pareja

En una intervención Psicológica se recogen datos sobre tu comportamiento, sentimientos y pensamientos para poder analizar el origen y mantenimiento de tu problema.

 

Después, junto a ti, se diseña la intervención (como un entrenamiento con ejercicios) y se aplica, para finalmente desaparecer cuando los cambios se hayan instaurado.

 

 

Modelo Médico Vs Modelo de Aprendizaje

 

Para el modelo médico las “enfermedades mentales” son anomalías orgánicas que deben ser subsanadas. Según este modelo, esa la causa del problema que tienes.

 

Sin embargo, para el modelo de aprendizaje el “problema psicológico” es un conjunto de variables que afectan a tu adaptación al entorno en el que vives. 

 

El origen del problema (no de la enfermedad) por lo tanto NO ES BIOLÓGICO, y por eso el tratamiento se basará en intervención directa en la vida de la persona y no en medicamentos.

 

psicologa-coslada-emora-adultos

Este modelo de aprendizaje comprende también que haya cambios y anomalías orgánicas en el cuerpo (y en el cerebro en particular), pero que ni mucho menos son la causa del problema, SINO UNA CONSECUENCIA MÁS DEL PROCESO DE APRENDIZAJE.

 

Imagina que conduces de camino al trabajo por una carretera muy mal asfaltada (contexto concreto). Vas muy rápido (tu comportamiento), y la suspensión de tu coche se hace pedazos (consecuencia en el organismo). No te queda más remedio que acudir al taller (médico) para que te pongan otra suspensión. Mientras te cambian las piezas, otro trabajador se acerca (Psicólogo) y te pregunta: “perdona, ¿por dónde ibas para haber roto así la suspensión?”. Tú le contestas y – no te queda más remedio – reconoces que ibas demasiado rápido. “¿No puedes cambiar de ruta?”, te pregunta él. Le dices que no, que es la única manera de llegar a tu trabajo. Pero te hace pensar…

 

 psicologo-coslada-emora-jovenes

 

 

Al día siguiente tomas una decisión: te despiertas un poco antes y rebajas la velocidad a la mitad durante el camino (cambio de comportamiento). Llegas al trabajo con el coche intacto y, al bajarte del mismo, sonríes con satisfacción (aprendizaje). Tu suspensión (organismo) por lo tanto, parece estar bien gracias a tu cambio de comportamiento.

 

A nadie se le ocurriría pasar por el mismo camino a la misma velocidad, pero en las cuestiones psicológicas a veces no tomamos la decisión más adaptativa a largo plazo.

 

Puede que acabásemos dejando el trabajo, o evitando coger el coche. Puede que nos autocastigásemos pensando “¿por qué me pasa a mí esto?”, “¿acaso me lo merezco?”. Y que nos sintiésemos mal, que nos costase dormir por el malestar, nos faltase el apetito o, incluso, sintiésemos un fuerte dolor de cabeza.

 

 

Peligros de denominarlo “enfermedad mental”:

 

Son etiquetas que podrías llevar contigo de por vida, y la sensación de no poder hacer nada más que medicarte para sentirte bien. Aleja completamente de ti la responsabilidad de mejorar. Y eso es muy cómodo a corto plazo, pero, a la larga, muy peligroso.

 

El aprendizaje, por el contrario, requiere esfuerzo y, como todo lo que conlleva un pequeño sacrificio, perdura en el tiempo y nos hace más resistentes.

 

Los Psicólogos Cognitivo-Conductuales prefieren el término “Cliente” (actúa para conseguir lo que desea) que el de “Paciente” (espera que alguien le solucione su malestar).

 

 

¿Qué te recomendamos?

 

Si vas al médico y te deriva al Psiquiatra, de forma paralela pide cita en un centro certificado en Psicología General Sanitaria y cuyo modelo de trabajo sea el Cognitivo-Conductual.

 

 

¿Qué vas a conseguir?

 

Asegurarte de qué te ocurre con una detallada evaluación y un buen análisis sobre las causas y el mantenimiento de tu problema. Obteniendo además pautas y recomendaciones que te ayudarán desde el primer día.

 

Muchos médicos Psiquiatras y Psicólogos Cognitivos-Conductuales  comparten información (siempre que la persona lo autorice y sea por el bien de su salud).

 

Los Psicólogos Cognitivos-Conductuales también pueden llegar a recomendar la exploración médica y la toma de medicamentos en casos muy graves que necesiten de una intervención más intensiva a corto plazo, siempre como complemento al tratamiento psicológico.

Médicos Psiquiatras reconocen a sus pacientes la importancia de encontrar un Psicólogo Cognitivo-Conductual para solucionar sus problemas de manera efectiva y duradera a largo plazo. Además, en función del caso suelen aplicar también pautas de cambio de comportamiento complementariamente a la toma de medicación.

 

 

Conclusión:

 

Mirando al futuro (aunque sea difícil de predecir) parece más probable la división y alejamiento de los modelos. Las investigaciones demuestran que el origen de los problemas psicológicos reside en el aprendizaje del organismo en su relación con el entorno. Aunque bien es cierto que para los casos “muy graves” o urgentes la colaboración médica puede significar una ayuda durante el proceso, aunque no la solución al problema.

 

La Psicología Cognitivo-Conductual parece entonces el modelo adecuado para solucionar de manera eficaz lo que conocemos comúnmente como problemas “mentales”, “emocionales” o “psicológicos”.

 

Esperamos que esta lectura pueda solucionar dudas y acercar más a quienes lo necesitan a la resolución eficaz de sus problemas.

 

 

Para E.P., por sus aportaciones e ideas.

 

 

 

Octubre 2019

Émora Psicólogos en Coslada para Jóvenes, Adultos y Familias

Avenida de la Constitución, 85, Portal 6, 1º-1

28823, Coslada, Madrid

Teléfono: 91 495 62 82

 

 

firma mail links

Psiquiatría Vs Psicología Cognitivo-Conductual: qué diferencias hay, y cuál elegir para solucionar un problema
5 (100%) 24 votes

Comments are closed.